Receta de Gambas al ajillo congeladas

Contenido
  1. Receta de Gambas al ajillo congeladas
  2. Ingredientes:
  3. Preparación:
    1. Tips adicionales:

Receta de Gambas al ajillo congeladas

Las gambas al ajillo congeladas son una opción rápida y sencilla para disfrutar de un exquisito plato de mariscos en cualquier momento. Aunque es cierto que las gambas frescas son siempre la elección preferida, las gambas congeladas pueden ser una alternativa excelente cuando no se dispone de marisco fresco o se busca una opción más práctica.

Ingredientes:

  • 500 gramos de gambas congeladas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 guindilla (opcional)
  • Sal y pimentón al gusto
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Perejil fresco para decorar

Preparación:

Paso 1: Descongelar las gambas siguiendo las instrucciones del fabricante. Es importante asegurarse de descongelarlas completamente antes de comenzar la preparación.

Quizás también te interese:  Receta de Calamares salteados al tocino

Paso 2: Mientras las gambas se descongelan, pelar y picar finamente los ajos. Si deseas un toque picante, también puedes picar la guindilla.

Paso 3: En una sartén grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio. Añadir los ajos picados y la guindilla (si se desea) y sofreír durante unos minutos hasta que los ajos estén dorados y fragantes.

Paso 4: Agregar las gambas descongeladas a la sartén y cocinar durante aproximadamente 3-4 minutos hasta que estén rosadas y completamente calientes. Remover ocasionalmente para asegurarse de que las gambas se cocinen de manera uniforme.

Paso 5: Retirar la sartén del fuego y espolvorear con sal y pimentón al gusto. Mezclar bien para asegurarse de que las gambas estén bien condimentadas.

Paso 6: Servir las gambas al ajillo congeladas caliente, decorando con perejil fresco picado por encima. Puedes acompañarlas con pan crujiente o disfrutarlas como plato principal.

Quizás también te interese:  Receta de Gambas con salsa picante

Tips adicionales:

  • Si deseas darle un toque más cremoso a las gambas al ajillo, puedes añadir una cucharada de mantequilla al final de la cocción.
  • Para una versión más saludable, puedes utilizar aceite de oliva virgen extra en lugar de aceite regular.
  • Asegúrate de no cocinar las gambas en exceso, ya que pueden volverse gomosas.
Quizás también te interese:  Receta de Cazuela de mejillones

¡Disfruta de esta deliciosa receta de gambas al ajillo congeladas! Una opción práctica y sabrosa para darse un gusto con un plato marinero en cualquier momento.

Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir